¡Ayuda tu parroquia!

logo_parroquia

Pincha aquí para descargar la carta del párroco

¿Nos invitas a tomar 5 cafés?

Sí, has leído bien. 5 cafés al mes te saldrían más o menos ocho euros. Son esos ocho euros que, según los cálculos que hemos presentado en la charla del pasado 21 de mayo, nos hacen falta para poder seguir existiendo.

¡Empezamos las obras que tanto tiempo llevamos anunciando! La reforma no es un capricho ni una cuestión de gustos: es una necesidad que nos impone la normativa vigente. Es imprescindible poder disponer de las medidas antiincendios, puertas de seguridad, servicios para minusválidos, una caldera ecológica y funcional para que esta parroquia pueda seguir desarrollando la misión que Dios le ha encomendado. De no adecuarnos ahora a lo establecido por la ley, pronto nos veríamos obligados a cerrar las instalaciones parroquiales.

Ya sabes – lo hemos explicado muchas veces – que nuestra parroquia se sigue manteniendo de forma exclusiva con la ayuda de los feligreses que, a través de colectas, donativos y aportaciones voluntarias por la celebración de los diversos sacramentos o actividades, permiten que ésta siga desarrollando su preciosa labor. Y no, contrariamente a lo que se piensa o se dice, no recibimos ni un euro de otras entidades: ni del Estado, del Vaticano o de empresas.

Por eso buscamos a cuarenta valientes que comprometiéndose a donar ocho euros al mes nos permitan hacer frente a los gastos que genera la parroquia y la reforma, que son enormes. Proponemos hacerlo a través de una SUSCRIPCIÓN BANCARIA: encuentras la ficha en este sobre, ficha que hay que entregar a la parroquia rellenada en todas sus partes. Y que puedes dar de baja o modificar cuando quieras. Ten en cuenta que todas las aportaciones se pueden deducir fiscalmente en la declaración de la renta: la ley dispone importantes ayudas a quien disponga donativos de forma recurrente a entidades benéficas como nuestra parroquia. Además, para los primeros 150€ que donemos en total la desgravación se eleva hasta el 75% del importe entregado. Es decir que hacienda te devolvería hasta 112,5€.

 

        Para ayudar la parroquia, la suscripción es la forma más sencilla, transparente y eficaz, porque salimos ganando todos. Pero si no quieres o no puedes suscribirte, puedes colaborar pidiendo la celebración de Santas Misas por tus intenciones o tus difuntos, o ingresando donativos en nuestra cuenta:

ES 47 0075 3304 8106 0010 4230 (Banco Popular)

Junto a ti lograremos, si Dios quiere, una parroquia más moderna, más segura y acogedora. Recuerda que durante las obras la parroquia no va a cerrar: seguiremos celebrando la santa Misa y los demás sacramentos, atendiendo el despacho parroquial y procurando vivir nuestra fe con alegría e ilusión. La entrada será por la puerta de los despachos.

Participa tú también en esta aventura, para que esta comunidad cristiana pueda seguir celebrando la vida y su fe en Dios en un mundo tan necesitado.

Ayudar la Parroquia a través de una suscripción periódica

Para ayudar económicamente la parroquia, rellena la ficha de suscripción (colaboración periódica) y entrégala en secretaría.


descarga aquí la ficha para suscribirse a la parroquia

También puedes hacer tus donativos ingresándolos a nombre de la Parroquia San Juan Bautista Fuenlabrada
en la cuenta del BANCO POPULAR ESPAÑOL:

IBAN: ES 47 0075 3304 8106 0010 4230 

Importante: envía el resguardo a: secretariasanjuanbautista@gmail.com para su desgravación,
junto con tus datos personales (nombres, apellidos, domicilio y NIF).

¿Mi donativo puede desgravar en la declaración de la renta?

La ley 27/2014 del 27 de noviembre del Impuesto sobre sociedades dispone que para aquellos donativos recurrentes que se realicen a la misma entidad por importe igual o superior durante más de dos años consecutivos la desgravación se eleve 5 puntos más, o sea al 35% desde 2016. Esto constituye un gran aliciente para todos aquellos que somos suscriptores de una parroquia y otra entidad de la Iglesia desde hace tiempo, al premiar la permanencia con una mayor desgravación.

Adicionalmente, la ley establece que para los primeros 150€ que donemos en total la desgravación se eleve hasta el 75% del importe entregado a partir de 2016.

EJEMPLO. Ello supone, por ejemplo, que una persona que tenga un recibo domiciliado de la parroquia de 12€ mensuales (144 €/año) tendrá derecho a una desgravación de hasta 108€ en su Declaración de la Renta. O, dicho de otra manera, que a través de este sistema su esfuerzo económico se podrá multiplicar por cuatro.

abrazo-del-papa

El beneficio espiritual

Ayudar la Iglesia en sus necesidades es un gran acto de caridad  que crea un espiral sin fin de bien (más información). Cada mes se celebran santas Misas por los benefactores de la parroquia vivos y difuntos, por sus necesidades, por sus familias e intenciones.

Como enseña la Iglesia y nos recuerda el Papa, el dinero no es un fin, sino un medio necesario para responder de forma sobria y eficaz a la misión que Dios ha encomendado a esta parroquia. No es importante la cantidad, sino el corazón. El Señor cuidará de forma misteriosa esta obra que Él mismo ha empezado.


Más información:

Formulario para contactar con la secretaría parroquial: