Voluntarios

Construyendo mi vida
y la comunidad cristiana

Las obras de la Parroquia – educativas y caritativas – están todas sostenidas por voluntarios que, conscientes y agradecidos por haber recibido mucho, dan una parte de su tiempo para ayudar a construir su vida y la de los demás.

En la gratuidad se descubre el verdadero rostro del Cristianismo: un encuentro personal que cambia la vida, sin pretensión de éxito sino con la promesa de una plenitud inesperada.

Ser voluntario significa implicarse, de forma libre pero responsable, en una obra más grande que se concreta en la comunión con los demás y en la disponibilidad a educarse.

Para colaborar no dudes en ponerte en contacto con nosotros presentándote directamente en la Parroquia.